divendres, 20 d’agost de 2010

Siempre que me invites, saltaré dentro de tu sueño. Te seguiré por el túnel, a la oscuridad, al pozo más oscuro del sufrimiento. Te encontraré allí, te tomaré de la mano, y lo atravesaremos juntos para salir a la luz. No hay lugar al que no iré. Soy todo, en todas partes. Mientras haya una persona sufriendo, es mi sufrimiento. Amarte a tí es simplemente amarme a mi misma.