divendres, 13 de gener de 2012

He estat uns dies retirat en una cova i torno amb les mans molt buides. Només aquest petit haiku:

Per la porta petita,
sence fer soroll,
he entrat.

11 comentaris:

Xaro La ha dit...

Es muy hermoso Sidharta

Una abraçada

Siddharta ha dit...

Gràcies per poder compartir amb tu aquest blog!

Una abraçada.

Elisenda Ortega Matas ha dit...

Preciós Haiku, m'encanta i sempre penso com l'eséncia de les paraules és present en un Haiku.. és com l'art abstracte - el vertader - és queda amb l'eséncia de l'expressió. Espero que hagis tornat, un cop mé, renovat. Una forta abraçada!

Siddharta ha dit...

Elisenda gràcies pel teu comentari. Viure uns dies en una cova, allunyat de la civilitçació, sense rés més que lo imprescindible et retorna a la simplicitat més radical, a la comunió amb lo més bàsic, et retorna certament a l'essència. Et quedes totalment despullat com aquest petit haiku. Altres cops he viscut una explosió de Llum, aquest cop he viscut un petit desert, però un desert d'una gran Pau. I en tornar, una explosió d'energia i de goig. Mushotoku és sempre la clau (esperit de no profit) i rendició.

Una gran abraçada.

ane ha dit...

Dicen que la Diosa bendice y mima a los humanos que se atreven a entrar en la oscuridad y el silencio de sus entrañas. Debe ser verdad si me atengo a tu haiku.

^^

Anònim ha dit...

¿Pero hacia falta romper el encanto de la cueva con un retrato de dos judios de hace 2000 años? Entrar una vela vale(tendrás que ver donde meas) pero todo lo demás es prescindible.

El problema de los cristianos que desengañados se acercan al Zen, es que siempre vienen con la mochila desamisado cargada, y este camino hay que hacerlo en pelotas.

Siddharta ha dit...

Querido Anónimo, el retrato de los dos judios de hace 2000 años es el retrato de Buda. Y ya estaba en la cueva cuando entré.

Estoy de acuerdo en el fondo de lo que dices de la mochila, creo que suele ser verdad. Para "ir del cristianismo al zen" hay que vaciar totalmente la mochila. Hay
que romper, triturar, el caparazón de la "doctrina" cristiana y quedarse tan solo con el meollo: Jesús desnudo, que es Buda. Y recorrer el camino en pelotas, como dices, pero con la fragancia de Jesús, que es puro Amor/Compasión.

Siddharta ha dit...

Ane, es entrar de nuevo en el seno de mi Madre, de nuestra Madre.

Besos.

Anònim ha dit...

Y que más dá que sea un nepalí o dos judios. Ni Cristo ni Buda. Si dejas de poner velas a Jesus para poner incienso a Buda estamos en lo mismo.

Yo en el pequeño altar que tengo en casa suelo tener puesta una calabaza a medio pudrir y es a la que ofrezco incienso. Un símbolo es un símbolo, y al menos puedo decir que "estoy hecho a imagen y semejanza" de mi objeto de "adoración".

Siddharta ha dit...

Buda es tu calabaza medio podrida.

Creo que veo por donde vas y estoy de acuerdo: en el Zen no hay nada donde agarrarse. Y si te agarras no es Zen. Zen sin juguetes. Pero somos niños y jugar es bueno, siempre que tengamos presente que se trata de juguetes. El dedo que señala la Luna, que no es la Luna. Y cada cual con sus juguetes debe saber si hay o no apego, confusión.

Veo que en tus comentarios insistes en la podredumbre. Eso es bueno porque este blog quizás insiste demasiado en la belleza y tus comentarios lo equilibran un poco. Pero la vida es Una, con belleza y con podredumbre, sin dualidad. Hay dolor y hay alegría, y aunque prefiero gozar que sufrir, no rechazo nada.

Gassho.

Anònim ha dit...

Bien visto.Gassho a tí Siddharta.