dimecres, 17 de juny de 2015

La gran ventatge de la impermanència és que és tan per lo "bo" com per lo "dolent"

3 comentaris:

Ane Elexpe ha dit...

jajajajaa!!!! Yes :))

Siddharta ha dit...

Si, bueno, es una perogrullada. Pero cuando vives algo desagradable y te das cuenta de ello, de forma muy real y profunda, es un gran alivio.

Por cierto, hace tiempo que tengo este blog y el tuyo y otros blogs amigos muy abandonados. Ahora dispongo de más tiempo y de más disposición a interactuar. Y más obertura. O sea que vendré por ahí.

Es como el arbol seco y sin hojas en invierno. Increiblemente, en primavera reverdece, y de su tronco seco, renacen hojitas tiernas de un verde claro. Creo que me pasa algo parecido. Será por mi amor a los robles ..... Dime a quien te arrimas y te diré quine eres. jajaja

Besos.

Ane Elexpe ha dit...

Será porque una perogrullada siempre es una Gran Verdad.

Un beso muy grande :))