dimarts, 5 de setembre de 2017

Si tu espíritu es tan abierto y ancho como lo son el cielo y la tierra juntos, 
te reconocerás por todas partes, 
y en todas partes estarás sin nada de ti, 
con abnegación.