divendres, 1 de juliol de 2011

Quan cau l’egoisme, s’experimenta que aquí no hi ha ningú. Com si aquest cos fos totalment transparent i ingràvid. Només, des del centre del pit, un moviment d’expansió. Des del centre del pit, com una mena de llum, de pau i d’amor, que s’irradia a tot i a tothom. Sense límit.

2 comentaris:

ane ha dit...

La experiencia mística (y ya sé que a casi nadie le gusta este idioma) es ésta y así físicamente: desde el centro del pecho una especie de luz.......... que sea eterno, Siddharta, es el mejor deseo que tengo para ti y para todos.

Siddharta ha dit...

Y lo mismo te deseo a ti, Ane. Sé que nos entendemos, aunque hable en un "lenguaje que casi no le guste a nadie". En este blog procuro ser fiel a la experiencia y esto suele ser heterodoxo, políticamente incorrecto, religiosamente incorrecto, psicológicamente incorrecto, etc., etc. y soy consciente de que a veces roza la presunción, a veces la cursileria, lo sé. Pero me da igual. Mi aventura aqui es contar aquello que vivo y que considero lo mas sagrado. ¡Igual es una banalidad! Me da igual. Soy asi, y no quiero esconderlo. Quiero comparir todo eso. No se si vale la pena, pero me gusta hacerlo. Y si hay una sola persona a la cual le interesa, me siento muy afortunado: ya ha valido la pena!