diumenge, 2 d’agost de 2015


Sé que nunca hay nada que perder, así que me es fácil no escatimar nada a la vida. Y dado que doy todo lo que tengo, mi vida está completa en cada momento. Nunca queda nada sin hacer. No hay momento en mi vida en que no esté completa.