dimecres, 20 d’abril de 2011



Nada te turbe.

2 comentaris:

ane ha dit...

Estuve en Taizé hace algún tiempo y me impresionó profundamente, tanto que iba de llanto en llanto de los buenos, de los que serenan.

Esta canción me la pongo muchas veces cuando voy al hospital y ayuda, ¡vaya que ayuda!

bss

Siddharta ha dit...

Los buenos llantos que serenan ...

Yo llevo esta canción en el movil, para escucharla de vez en cuando. Y el poema de Teresa de Ávila me entusiasma. Desnudez y abandono que me parecen terriblemente zen.

Besos.