dissabte, 10 de gener de 2015

Nuestro cuerpo no se limita a nosotros, forma parte del sistema cósmico como una seta en la tierra.