diumenge, 1 de febrer de 2015

¿Te digo nuestro secreto?
Somos ladrones encantadores,
que robamos corazones,
y nunca desfallecemos.
Porque somos los amigos del Uno.
El tiempo de los viejos sermones
ha pasado,
nosotros apuntamos directamente
al Corazón.
Si la mente intenta entrar a hurtadillas
y tomar el mando,
nosotros le echaremos el lazo
sin demora.
Convertimos el veneno en medicina
  y nuestras penas en bendiciones.
Todo lo que nos era familiar,
  a quienes amábamos
y a nosotros mismos,
tuvimos que dejarlos atrás.
Bendito sea el poema que viene
a través de mí,
pero no de mí.
Porque el sonido de mi propia música ahogaría
la canción de Amor.

3 comentaris:

Elisenda Ortega ha dit...

Es preciós Albert! El guardo amb la meva carpeta especial. Saps de qui és?

Siddharta ha dit...

És fantàstic, oi? És de Rumi, el místic sufí del secle XIII. Sempre, sense fronteres, ni distinció de cultures ni d'époques, qui va a fons, qui busca l'essència, acaba perdudament enamorat del U.

Una abraçada ben forta!

Ane Elexpe ha dit...

Grande Rumí. Grandes quienes lo encuentran, comprenden y transmiten.

bss, Siddharta :)